Smart Sodoma y Smart Gomorra

Nuremberg_chronicles_f_21r

Sabemos cómo fueron las ciudades del pasado y conocemos las ciudades del presente. Y las ciudades del futuro, ¿Cómo serán?

No, este no es un texto de carácter sexual o con un atrevimiento condimentado por el hecho de incluir en el título dos de las ciudades más importantes de la historia de la humanidad.

Existen variadas versiones y interpretaciones sobre el infortunio destino de estas ciudades bíblicas, pero no voy entrar en detalles polémicos y insuperables entre los más distintos historiadores, investigadores y sobre todo, hombres de religión, cuya “versión” aceptable obligatoriamente debe incluir el castigo divino por los pecados capitales de la lujuria, soberbia o homosexualidad.

Partiendo de esta versión, ¿Estará la humanidad hoy a revivir la historia? Algunos de los más conservadores lo creen así y vociferan contra la proliferación de los mismos comportamientos exuberantes que hace milenios atrás, supuestamente, han desatado la furia de Dios, que envió ángeles para cortar el mal de raíz, destruyendo y evaporizando todos los señales de pecado, con la excepción de Lot y su familia a quién se le permitió escapar a tiempo de Sodoma. Peor suerte tuvieron los restantes habitantes de estas ciudades que supuestamente llegaron a ser las más importantes y prósperas ciudades de la humanidad.

Pero Lot no era un ciudadano común de Sodoma. Sería diferente, una minoría. Acompañado por sus hijas, Lot, según el relato bíblico del Génesis, vio su habitación rodeada de una multitud que quería tener relaciones sexuales con los hombres (los ángeles) que el patriarca acogió:

Gen 19 – Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma al caer la tarde, cuando Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma; al verlos, Lot se levantó para recibirlos y se postró rostro en tierra;

Y dijo: He aquí ahora, señores míos, os ruego que entréis en la casa de vuestro siervo y paséis en ella la noche y lavéis vuestros pies; entonces os levantaréis temprano y continuaréis vuestro camino. Y ellos dijeron: No, sino que pasaremos la noche en la plaza.
El, sin embargo, les rogó con insistencia, y ellos fueron con él y entraron en su casa; y les preparó un banquete y coció pan sin levadura, y comieron.
Aún no se habían acostado, cuando los hombres de la ciudad, los hombres de Sodoma, rodearon la casa, tanto jóvenes como viejos, todo el pueblo sin excepción.
Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los hombres que vinieron a ti esta noche? Sácalos para que los conozcamos.
Entonces Lot salió a ellos a la entrada, y cerró la puerta tras sí,

Y dijo: Hermanos míos, os ruego que no obréis perversamente;

He aquí ahora tengo dos hijas que no han conocido varones; permitidme sacarlas a vosotros y haced con ellas como mejor os parezca; pero no hagáis nada a estos hombres, pues se han amparado bajo mi techo.
Mas ellos dijeron: ¡Hazte a un lado! Y dijeron además: Este vino como extranjero, y ya está actuando como juez; ahora te trataremos a ti peor que a ellos. Y acometieron contra Lot y estaban a punto de romper la puerta,
pero los dos hombres extendieron la mano y metieron a Lot en la casa con ellos, y cerraron la puerta; Y a los hombres que estaban a la entrada de la casa los hirieron con ceguera desde el menor hasta el mayor, de manera que se cansaban tratando de hallar la entrada.

 

Muy interesante la perspectiva de Lot que fue incluso santificado siglos más tarde. Pidió misericordia para los hombres, pero “ofreció” las hijas para la violación colectiva. Interesante la voluntad de la multitud que no mostró interés en los individuos del sexo femenino insistiendo en la intención de violar los hombres que eran, después de todo, los emisarios de Dios. Más tarde Dios también perdonó la familia de Lot, especialmente las hijas que concibieron del propio padre! Esos sí, pecados que hoy en día son moralmente peores en nuestra sociedad moderna.

Otras versiones de la historia se refieren a la “descortesía” con que los habitantes de Sodoma recibían a los forasteros. Una ausencia total de hospitalidad. Incluso hay algunos que justifican que este fue el gran pecado de Sodoma, Gomorra y otras ciudades vecinas. Hospitalidad esa que Lot ejecutó en la perfección, dando guarida y comida a los forasteros que después de todo eran los ángeles vengadores, al que se le ha encargado la tarea de destruir el mal de raíz, acabando con la lujuria, los abusos, la ausencia total de la caridad, el amor y la compasión para con sus semejantes.

 

Vive el Mundo actual en permanente pecado?

 

No faltan comparaciones con diversas ciudades contemporáneas. Hoy en día hay muchas Sodomas y Gomorras que viven en constante sobresalto de la destrucción y del castigo divino.

Naked Italians in BarcelonaHan sido reportadas recientes situaciones de abuso por parte de los turistas, en particular Barcelona, cuyas calles se han convertido, para muchos de los ciudadanos de esa ciudad, “un escenario indigno”.

Ciudadanos eses que piden una intervención casi divina para acabar con los comportamientos abusivos e indignos de los turistas que ocupan algunas ciudades de una forma tan masificada que casi se confunden con los propios residentes.

Pero Dios parece estar tomando un descanso en otro sitio muy lejos ya que no hay informes de reserva de ningún ángel del apocalipsis en Airbnb o en Booking.com.

Y también las ciudades, ahora más inteligente que hace milenios atrás, están buscando formas de combatir y minimizar los efectos de los cataclismos de la naturaleza.

Los destinos turísticos masificados viven días difíciles. Lisboa, por ejemplo, con la invasión de los Tuk-tuks; voces que se levantan contra lo que dicen ser un verdadero urbanicidio” de los sitios clasificados por la Unesco que reciben cada vez más visitantes; Barcelona está harta de los abusos del turismo de borrachera y Amsterdam, antes una ciudad famosa en este tema, pero que hoy en día parece haber encontrado su punto de equilibrio y, curiosamente, resultado de la integración de los ciudadanos y residentes de “diversas” orientaciones sexuales, religiosas y étnicas pero integrados en una evidente (y creciente) clase social, la ‘clase creativa’.

 

Smart Cities… careful

 

Las Smart Cities están pidiendo cada vez más ciudadanos inteligentes y, por los vistos, con el pasar de los milenios, los ejemplos de buena conducta, hospitalidad, compasión, bondad y de ayuda a los demás ya no tienen fronteras de carácter sexual o de comportamiento.

Porque después de todo podrá muy bien haber sido este uno de los pecados de Sodoma, quizá más grave que los de carácter sexual y que dio origen a todas las connotaciones con la ciudad ancestral.

mercedes_benz_c63_amg_chrome_dubai_image_004Vivir en una ciudad donde no se mira para los problemas de nuestros conciudadanos, donde la gente se muere por falta de alimento, cuidados con la salud y otras que viven en la extrema pobreza y total indigencia, al mismo tiempo que otros ciudadanos conducen verdaderas máquinas doradas, gastan fortunas en restaurantes y hoteles de lujo, abren botellas de vino millonarias y fuman cigarros con billetes de dólar. ¡Cuidado! Podemos estar viviendo en el extremo pecado y el castigo puede llegar en cualquier momento.

Pero, todavía tenemos tiempo para revertir la situación. Y cayendo en al cliché de decir “con la ayuda de Dios”, creo que también se trata de que las políticas públicas son fundamentales para ordenar, limitar y minimizar los excesos. Cuando no vemos políticas de cualquier especie y miramos para la inacción de muchos de los que nos gobiernan, ahí hasta me quedo en la duda si los ángeles no han pasado ya por algunos locales, cegando una gran parte de la población y dejando la otra languideciendo y debatiéndose por llegar a Zoar sin mirar atrás, no vaya Dios convertirnos en estatuas de Sal.

 

PUBLICADO EN I-AMBIENTE

Esta publicação também está disponível em: Portugués, Portugal, Inglés

About Vitor Pereira
Vitor Pereira

View all Posts

After 20 years of Journalism and Media Professional, I'm dedicated since 2008 to new projects related with Innovation and Technology. Consultant of many municipalities to the Smart Cities theme and Tourism sector based on the newest technologies and communication tools.